Cómo comprar cuentas de plástico

Las cuentas han existido por miles de años y se han hecho de cientos de materiales; en la actualidad (y por desgracia) el plástico es el material más común del mundo. Por eso, aquí te contamos cómo debes comprar cuentas de plástico para manualidades.

Planea

Antes que nada, debes pensar muy bien en el diseño que quieres hacer, los colores que quieres usar, las formas, etc. Las cuentas de plástico (sobre todo las de acrílico) tienen muchos usos, pero se usan mejor en joyería. Su ligereza los hace ideales para collares, pulseras y aretes, ya que son bellos como cuentas de cristal pero pesan menos de la mitad de éstos.

Hay muchos tipos de cuentas, pero sobresaltan cuatro: Las separadoras, suelen ser más simples y pequeñas, normalmente se usan para rellenar una pieza. Las finales, se usan para embellecer el fin de una pieza (por ejemplo, de los aretes) para que no se vean demasiado simples. Las de acentuación, son las cuentas que más resaltan, incluso son más grandes y suelen venir en colores más brillantes. Las colgantes, son las que (como el nombre lo indica) cuelgan de la pieza principal para darle más volumen y vista.

Compra

Hay muchísimas tiendas de cuentas, desde las que se usan en joyería fina hasta las bisuterías más comunes. Por esto, puedes escoger tu favorita; además, en Internet existe una grandísima variedad de tiendas al por mayor e incluso tiendas de productos hechos a mano por otros artesanos como tú.

Si vas a comprar por mayoreo, te recomiendo que compres las cuentas que sabes que vas a usar en la mayoría de las piezas que hagas o los materiales que vas a usar siempre, por ejemplo, el hilo, los broches, las grapas, entre otros.

Las cuentas de plástico también pueden usarse para adornar o crear decoraciones de tu hogar, como cortinas, lámparas, accesorios para la mesa y mucho más. Como vienen en tantas formas tan diversas en color y forma, puedes dejar volar tu imaginación y crear la pieza perfecta para ti.

Ir arriba