Cómo comprar cuentas de juegos

Aunque no lo creas, la compraventa de cuentas (¡de todo tipo!) es cada vez más productiva. De hecho, probablemente tu cuenta pueda valer más de lo que piensas. Al ver un mercado “virgen” que es bastante explotable, los vendedores se han multiplicado como conejos, es por eso que comprar o vender cuentas es muy fácil; sin embargo, no por eso es más legal. Así es, la compraventa de cuentas forma parte de un mercado negro que muchos de los juegos están trabajando por eliminar. De todos modos, aquí te contamos cómo se compran cuentas y dejamos a tu consideración el hacerlo o no.

Busca

Como ya habíamos mencionado, los vendedores de cuentas están por doquier, desde Facebook, pasando por eBay hasta sitios dedicados enteramente a este mercado. Están, literalmente, a una búsqueda en Google de distancia. Pero, siempre recuerda que la mayoría de estos “vendedores” son sólo estafadores que planean engañarte y huir con tu dinero, pueden hacerlo pidiéndote dinero para después no darte la cuenta que te prometieron o dártela y luego cambiarla para que no la puedas usar y así vendérsela a alguien más.

Para evitar esto, no hagas tratos con gente en redes sociales, o si crees que no tienes opción, pídele a algún administrador (pues normalmente rondan por grupos de FB) que sirva como intermediario. De preferencia, buscar sitios “oficiales” que se dediquen a eso y tengan buena reputación, investiga en Internet reseñas y comentarios honestos para que puedas hacerte de una opinión clara.

Una vez que hayas encontrado a un vendedor de confianza, revisa todos los aspectos de la cuenta que vas a comprar: pregunta si la cuenta está crackeada (o sea, si la robaron de alguien más), si es Full Access (que te den el correo electrónico y la contraseña de la cuenta ), que no tenga skinswap (si aplica; esto significa que las skins no son “legales” y por lo tanto, puede que no funcionen), etc. Si el vendedor se niega a responder tus preguntas o a considerar tus propuestas, aléjate de ahí, porque es muy posible que lo que quiera es estafarte.

Paga

Si todo salió bien y tu cuenta está en orden, puedes proceder a pagar. Procura evitar los métodos inseguros de pago como transferencias bancarias y los depósitos en efectivo; en su lugar, utiliza plataformas intermediarias de pago como PayPal o Payoneer que protegen tus transacciones y tus datos bancarios. De nuevo, si el vendedor no accede a usar este tipo de servicios, entonces te quiere ver la cara.

Juega

Si te dan un correo electrónico, asegúrate de cambiar la contraseña inmediatamente. Si el vendedor te dice que no lo hagas, es porque se la robó a alguien más. Cuando todo esté en orden, probablemente ya puedas disfrutar de la cuenta que acabas de comprar y de todos sus beneficios.

Riesgos

Como te dijimos al principio, este es un negocio ilegal y va en contra de los términos de uso de la mayoría de los juegos. Esto puede provocar que veten tu cuenta por tiempo indefinido, incluso puede que te la eliminen (dejándote así, sin cuenta y sin dinero); recuerda que frecuentemente se inspeccionan las cuentas de los usuarios en busca de cualquier actividad sospechosa, incluso ha habido casos en los que vetan la cuenta de alguien sólo porque se comportaba raro. De hecho, algunos juegos recompensan a los usuarios que reportan actividad sospechosa con dinero del juego o con accesorios.

Todo esto sin mencionar que, como rompiste los acuerdos a los que firmaste antes de jugar (es decir, un contrato), puedes meterte en líos más graves y pueden multarte o hasta demandarte. Por eso, aquí te invitamos a pensar muy bien si de verdad vale la pena correr estos riesgos por sólo un juego. Recuerda que no hay nada como la diversión sana.

Ir arriba